lunes, 3 de diciembre de 2012

El Círculo como grupo profesional

El retiro pedagógico del domingo próximo pasado dejó muchas reflexiones válidas sobre el camino andado y su posible proyección. Interpreto que las razones que motivaron la creación, mantenimiento, desarrollo y madurez del Círculo permanecen, pero claman una redefinición.
Opino que el modelo de voluntariado está agotado, no por el voluntariado en sí, más bien por la dinámica de la gestión: sin recursos no se puede servir.
Ahora bien, la redefinición del Círculo demanda tres condiciones fundamentales:
- Un modelo institucional
- Un plan de negocios
- Un proyecto estratégico (quiénes, qué, cómo, dónde, cuándo, para qué, con qué, con quiénes).
Si las cosas van como pensamos:
1- El Círculo como lo conocemos se volverá un grupo profesional, de gestión abierta pero con responsabilidades puntuales.
2- El Grupo profesional a conformar requerirá estatuto, comisión directiva, local, existencia jurídica y las condiciones antes citadas.
3- Los integrantes serán socios con deberes y derechos. La gestión profesional se cotizará.
4- Nos vincularemos con Universidades, ONG, fundaciones, organismos estatales nacionales e internacionales, etc.
5- Viajaremos y aprenderemos a nuestra costilla, con nuestra propia plata.
6- En síntesis nos volveremos profesionales, con todas las mayúsculas. El que escribe cobrará, el que da la charla cobrará, el que organiza el curso cobrará, pero para cobrar deberá contar con factura, o sea deberá estar formalizado. Por supuesto, para cobrar se deberá generar.

Creo que la cosa va por ahí.


No hay comentarios:

DATOS PERSONALES

Mi foto
Paraguay
Catedrático de Postgrado, amante de las cosas sencillas, bohemio y con deseos de equivocarse