domingo, 28 de febrero de 2010

LA TIERRA HABLA


La tierra habla y lo hace con la dulzura del arrullo y la firmeza del sermón
Se expresa en tonos disonantes y consonantes, destila ira y pide explicaciones
A veces tararea una canción de cuna o interpela con estertor
La tierra habla pero nuestros oídos están distraídos escuchando los alaridos de nuestra propia destrucción.

P/D: Por este medio quisiera elevar los deseos de la comunidad de la Maestría de fortaleza y solidaridad a la ciudadanía chilena, en particular a nuestros formadores ante las pruebas de los eventos sísmicos. Dios nos bendiga a todos.

DATOS PERSONALES

Mi foto
Paraguay
Catedrático de Postgrado, amante de las cosas sencillas, bohemio y con deseos de equivocarse