domingo, 28 de septiembre de 2008

A PONER LOS BILLETES

Compañero y compañera magister, no hay vuelta que dar en la porfía ¡y a poner la mosca se ha dicho! hay que gatillar si queremos la convalidación de las sábanas. Vamos a ver cómo por arte de magia internacional, nuestras billeteras, carteras, chanchitos, tarjetas, cuentas corrientes o sponsors se quedan sin el equivalente a 100 verdes; ¡pinche, cabrón! leeríamos en los subtítulos de alguna película de acción.

Anécdota o no, es una excusa al dedillo para pensar un poco en el tema del costo de la educación y los responsables de pagarla. Es una cuestión ideológica profunda que obliga a desempolvar los libros de economía, política y filosofía y demás yerbas, porque del devenir histórico pasamos a los intereses personales, naturales, y hasta místicos, para discurrir por propósitos comunitarios, religiosos, nacionales, liberales, comunistas, sociales, neoliberales y que sé yo cuantas interpretaciones más deben girar por ahí.

El tema es que hay que pagarla porque quien la paga puede disfrutar legítimamente de sus beneficios. Digo legítimamente porque en este mundo complejo, las responsabilidades sobre lo individual y colectivo se pierden, y lo que queda es una tendencia al egoísmo.

Tenemos que pagar por la educación de postgrado para exigir la calidad. Los beneficios se distribuyen más justamente entre el compromiso con la comunidad y el propio bienestar. Al pagar por mi formación de postgrado puedo exigir un mejor pago por mi labor y la comunidad se puede beneficiar con la ciencia que puedo ofrecerla con calidad; ¿o ustedes que dicen?

lunes, 15 de septiembre de 2008

APUESTA POR LA FORMACIÓN DEL TALENTO HUMANO

Mi responsabilidad de dirigir la Unidad de Educación a Distancia me llevó a conocer el Parque Tecnológico Itaipú, lado brasilero, en el marco del encuentro regional de educación superior del MERCOSUR. Más allá de los temas tratados y la interacción con profesionales, mi posteo tiene el propósito de llamar la atención sobre la importancia de invertir en la formación del talento humano.

Espacios plenos de luz y tecnología, la satisfacción de todas las necesidades formativas y personales: desplazamiento, naturaleza, alimentación, servicios médicos, auditorios, aulas, laboratorios, etc, no pueden deparar otro resultado que la formación de calidad. Se aprecia cómo la concentración de recursos hacen la diferencia en un proyecto formativo.

Esto es básico y debemos de tenerlo en cuenta: la formación del talento humano demanda recursos de calidad. Así que compañero, compañera magister, vamos por buen camino cuando le damos todo el vuelo posible a nuestros encuentros y proyectos en el marco de la construcción de la cultura de la calidad.

martes, 2 de septiembre de 2008

POSTEO NÚMERO 100

Empezó con un afán de motivar la construcción de la comunidad virtual; un poco de onda, otro poco por convicción y todo por la bohemia.

Completamos la no despreciable cifra de 100 posteos y da para pensar un poco. No se si es mucho o poco. Menos si aporta o no, o si hay más cháchara que contenido.

Me divierto con esto, pero no tiene sentido si lo hago sólo, y tiene mucho sentido cuando algún compañero o compañera me cuenta que le causó gracia o le llamó a la reflexión.

Ustedes dirán si vamos por otros 100... 

MÁS QUE MADERA, CORAZÓN E INTELIGENCIA. EL CÍRCULO EN CAAGUAZÚ






Excelente impresión de la receptividad, organización y profesionalismo de los compañeros y compañeras de Caaguazú. Pasamos bien y se instalaron temas trascendentes para la gestión profesional colaborativa. ¡Muchas gracias por todo!

Ahora bien, lo que vamos a evaluar en una próxima oportunidad es la capacidad bohemia del LEC (Lideres Educativos de Caaguazú) en forma de asadito, peña, bailongo, líquido de la tierra, foto letrada, etc. que caracteriza a este espacio de convivencia o todo lo contrario. En todo lo otro 10 puntos y nos vemos pronto.

MARIPOSAS CON ALAS ROBÓTICAS

Caso tratado: qué hacer si falla plan A Lógico, buscar un plan B.

El tema no es así. Según estudio formal de investigación-acción ejecutado por miembros del Club de los Incolocables (Incolocables, 2008), todo debe ser revisado permanentemente; las mariposas que representan a la energía vital que constituye el enamoramiento (con violines, campanas y orquesta sinfónica incluida) pueden morir y terminó todo.

También pueden hibernar y recuperarse para volver con los primeros destellos de la primavera o simplemente pueden pasar a ser parte de la maravilla de la creación, y volar, elevarse y buscar el cielo.

En síntesis, cada quien tiene su mariposa y sabe si vuela o no. Por las dudas, estamos diseñando un híbrido con alas robóticas que se adaptará al medio cambiante. ¿Necesitás una?

DATOS PERSONALES

Mi foto
Paraguay
Catedrático de Postgrado, amante de las cosas sencillas, bohemio y con deseos de equivocarse