miércoles, 13 de febrero de 2008

EL AMOR AL ESTILO DEL 126

Sentir amor, vivir amor, estar enamorado, escuchar a los pajaritos, las avecillas, los violines, ndere karuve´i, te quedás turulo, volando en el aire, le queres ver demasiado luego, entre otros términos define a la persona enamorada; más o menos es así aunque nos tomamos el tiempo para las individualidades y las excepciones que confirman la regla. Ahora bien, en estos días en que tanto se habla del tema, planteo los rasgos específicos que permiten saber si un bohemio o bohemia del 126 está en relaciones con cupido o no y son:

- SE PASA “PIDIENDO” TEMAS DEL DOSSIER NARANJA. Algunos los arranca y los lleva y no se sabe más nada de ellos.

- LE FALTAN MÁS OJOS PARA HACER “GUIÑO LETRADO”. O sea opuka reipa, osea, tiene cara de extraterrestre, o sea no sabés qué le pasa.

- SE PASA SOLICITANDO TODA CLASE DE DRAMATIZACIONES. No basta con Resumiendo, quiere dramatizar “Esta triste guitarra” “De punta a punta” “Aliado del Tiempo” etc, etc, etc.

- PASA LA AUDITORÍA DE BOLAS DE FINO. Porque todo el tiempo está peinado, cepillado, baqueteado, rasurado, armado y equipado.

- SUPERA EN TODOS LOS ASPECTOS AL “LOCO DE LA CÁMARA”. Quiere sacarse fotos con él o con élla, en todo momento y lugar y en todas las poses posibles. Yo creo que ha de tener más fotos que Alcides y Durañona juntos.

- NO ESCATIMA EN EL VOLUMEN DEL TRAGO. Sobra todo el efectivo para invitar un traguito a la perrada y no tiene problemas para traer de donde sea y a la hora que sea.

- NO SE CANSA DE ESPERAR. En el Aeropuerto, el Círculo, en la bohemia, el Megabus, en donde sea porque un solo segundo de verla sirve para toda la eternidad.

E pilla voy ko hese, se huele, es lindo y todo, por eso le felicito y me felicito a todos los enamorados; aunque hablando en serio este asunto es todo un tema y lo debemos charlar con calma.

DATOS PERSONALES

Mi foto
Paraguay
Catedrático de Postgrado, amante de las cosas sencillas, bohemio y con deseos de equivocarse